El Blog de Trademarketing Research.

El comercio electrónico B2C en España continúa creciendo en 2015 por encima de lo que lo ha hecho en los dos años anteriores, según el estudio el “Estudio sobre Comercio Electrónico B2C 2015” en su Edición 2016, realizado por ONTSI. En términos absolutos, la cifra estimada de volumen total del sector es de 20.745 millones de euros, un 27,5% superior al año 2014. Este incremento se produce a rebufo de la leve mejoría del contexto socioeconómico y también se debe parcialmente a un cambio metodológico en el cálculo del gasto, así como al incremento de los internautas y de la proporción de los compradores online.

El crecimiento sostenido de la población internauta total mantiene y acentúa el cambio en el perfil global del usuario de Internet experimentado en los últimos años. Destaca la intensificación del uso de Internet de la población de edades maduras (más de 50 años), aunque dicha intensificación es más lenta en mayores de 65 años.

El perfil de comprador online sigue siendo, como en años anteriores, similar al perfil tradicional de internauta: más intensivo entre los hombres, los grupos de edad de 25 a 49 años, con estudios secundarios o universitarios, de nivel socioeconómico medio y medio alto, y residentes en hábitats urbanos (más de 100.000 habitantes).

Sin embargo, el perfil del nuevo comprador en 2015 es el de mujeres con edades entre 35 y 49 años y, en menor medida, de 15 a 24 años. Residentes en poblaciones grandes (más de 100 mil habitantes), de clase social media y sin niños. Los sectores que siguen liderando el negocio online son los relacionados con el turismo (billetes de transporte y reservas de alojamiento), junto con la ropa, complementos y artículos deportivos y las entradas a espectáculos.

El comportamiento de los compradores online presenta cierta madurez, pero también se observan tendencias que apuntan hacia cambios de hábitos:

  • El hogar sigue siendo, sin duda, el lugar preferido para realizar las compras (92,2%) pero la compra en movilidad, aunque minoritaria aún, continúa su tendencia ascendente y alcanza un 12,9%.
  • Se mantiene la irregularidad en la frecuencia. Seis de cada diez compradores declara no tener una frecuencia fija para este tipo de operaciones.
  • La búsqueda online incrementa significativamente su presencia como el principal método de búsqueda de información y de comparación de precios (un 74,1% de los compradores online recurren a este medio).
  • Los sitios web que venden exclusiva o principalmente por Internet se consolidan como primer canal de compra (62,7%) seguidos de las web de fabricante (42,9%). Las tiendas con establecimiento físico y venta online experimentan un empuje importante respecto a 2014 (41,2% frente a 36,7%), mientras que los sitios web de bonos o cupones descuento disminuyen ligeramente su presencia tras la recuperación del año anterior (26,2% vs. 29,8%).
SÍGUENOS