El Blog de Trademarketing Research.

El informe Total Retail 2016, de PWC, elaborado a partir de entrevistas con 23.000 compradores de todo el mundo, analiza los hábitos de consumo del nuevo perfil de consumidor en 25 países, entre los que se incluye España.

En nuestro país utilizamos internet de forma generalizada, principalmente, para buscar información sobre productos, lo que nos da una idea del poder “prescriptor” que tiene la red en la toma de decisión a la hora de comprar. Sin embargo, preferimos la tienda física para realizar la compra.

Tan solo un 19% de los consumidores españoles compra online, al menos, una vez a la semana. Un porcentaje por debajo de la media mundial, situado en el 29% y muy lejos de China, el mayor consumidor en la red, con un 71%. También nos adelantan nuestros vecinos. En Reino Unido un 45% realizan eCompras al menos una vez a la semana, seguido de Alemania 34%, Italia 32% y Francia 27%.

La tienda física sigue mandando en España. Un 66% acude a establecimientos, al menos, una vez al mes y un 40% lo hace, como poco, una vez a la semana. Le sigue la compra online, a través del PC, con un 42% que lo usa mensualmente y un 15% que lo hace de forma semanal. El 58% de los consumidores españoles asegura no haber comprado nunca a través de la tableta y un 55% no haber usado nunca su Smartphone, a pesar de que España es el país de Europa con una mayor penetración de teléfonos inteligentes. Libros, música, películas y videojuegos son, según el 55% de los encuestados en nuestro país, los productos favoritos para adquirir online, seguidos de los artículos de electrónica y ordenadores para el 38%, y moda (ropa y calzado) para el 34%. En el otro extremo, se encuentran los productos de alimentación, las joyas y relojes, y los muebles que son, por ese orden, los que los españoles estamos menos dispuestos a comprar online.

Del informe de PWC también se desprende que la percepción de “inseguridad” en la red puede ser uno de los factores que más frenan al consumidor español. Un 62% teme que sus datos puedan ser hackeados si comprar a través de sus smartphones. Otra causa que podríamos concluir es que las compañías españolas de distribución no han invertido lo suficiente en plataformas para e-commerce, junto a que los sistemas y procesos para comprar por internet no son percibidos como sencillos para los españoles. Por otro lado, un 48% de los encuestados apunta a que lo que les motiva a realizar sus compras en la red es la sencillez y la comodidad que conllevar, seguido de los mejores precios que encuentran frente a la tienda física.

SÍGUENOS