[Total:3    Promedio:4/5]

 

El Blog de Trademarketing Research.

Si hay un modelo de retail que se estudia, analiza y revisa en las escuelas de negocio, es el Grupo Inditex. Un fenómeno que no deja de sorprender de cómo, desde la nada, se llega a crear todo un emporio líder de su sector.

Desde aquella primera tienda de Zara, buque insignia del Grupo Inditex, que se abrió en el año 1975 en La Coruña, han llegado en el 2016 a unas ventas de 20.900 millones, con más de 152.000 empleados y superando las 7.000 tiendas a lo largo de todo el mundo, además, de sus tiendas online.

Varios han sido los motivos que han puesto en lo más alto a este gigante del retail, entre ellos:

  • La localización de sus tiendas siempre ubicadas en zonas selectas, cerca de grandes firmas y, en muchas ocasiones, en edificios emblemáticos.
  • Un sistema de distribución que roza la perfección.
  • Si el sector del retail de la moda nos tenía acostumbrados a esperar las colecciones de cada temporada, desde un principio Zara, e igualmente el Grupo Inditex, ofrece nuevas prendas cada semana, rompieron de este modo los esquemas del mundo de la moda
  • Han sabido generar en la mente del cliente la necesidad de comprar en el acto. El consumidor sabe que si no adquiere en el momento la prenda que le gusta, cuando vuelva ya no estará y ni se repondrá.

Sin embargo, si hay algo que el Grupo Inditex ha sabido manejar, gestionar y sacar partido ha sido a la información. Desde hace años los datos les han permitido ofrecer a los consumidores el producto que querían, en vez de esperar que sean los clientes quienes se adapten al producto que ofrecen.

Diariamente, todas y cada una de las tiendas del grupo reportan a la central, a través de un sistema informatizado, qué prendas han sido las más vendida. Partiendo de esa información, se pone inmediatamente en funcionamiento todo el proceso; diseño, fabricación y distribución de prendas en la misma línea a las que más se han adquirido, pero nunca iguales. Así es como son los propios clientes los que marcan la línea de qué encontraremos en las tiendas del Grupo Inditex.

Si hay un entorno que nos facilita la recolección de datos, es la red. Desde que el Grupo Inditex dio el salto a internet abriendo sus tiendas online, han sabido aprovechar toda la información que sus webs les brinda. Desde la central de Arteixo monitorizan en todo momento, 365 días al año y 24 horas al día, su comercio electrónico. De este modo, conocen qué productos buscan los usuarios, dónde se detienen más tiempo y, finalmente, qué compran.

En definitiva, el control de la información, tanto off como online, puede facilitar a los retailers conocer a sus clientes, descubrir sus intereses y estudiar sus comportamientos de compra. El Grupo Inditex así lo ha entendido desde el principio y, a vista de los resultados, les ha ido más que bien con esa política.

SÍGUENOS